El ZIKA, un virus emergente


Su nombre común es Zika, es un arbovirus perteneciente al género Flavivirus, de la familia Flaviviridae, en donde se encuentran también el virus del dengue, fiebre amarilla, encefalitis japonesa y Nilo occidental. Investigaciones genéticas y moleculares han demostrado la existencia de dos cepas del virus ZIKA según un artículo publicado en The journal of infection in developing countries. Es un virus originario de África y Asia.

Aedes aegipty

Es un virus emergente según la Organización Mundial de la Salud, transmitido por mosquitos que se identificó por primera vez en Uganda en 1947 en macacos de la india a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática. En 1953, se identificó por primera vez en humanos.

La transmisión del virus se da principalmente por mosquitos vectores pertenecientes a la familia Culicidae y al género Aedes. Otras especies que han sido reportadas como transmisores son Aedes polynesiensis y Aedes albopictus. El virus ingresa al cuerpo del humano, luego que la hembra mosquito se alimenta de sangre a través de la picadura para estimular la producción de huevos y favorecer el desarrollo de los ovarios, los machos no son hematófagos, se alimentan del néctar de flores y no tienen contacto con los humanos.
 
tomado de www.abcactionnews.com
tomado de abcactionnews.com
Las investigaciones apuestan por encontrar anticuerpos en humanos, sin embargo ya se han descrito y encontrado anti-Zika en mamíferos grandes como orangutanes, cebras, elefantes y pequeños roedores.

El periodo de incubación puede ser entre 3 y 12 días posterior a la picadura, los síntomas suelen ser fiebre leve, erupciones en la piel, malestar general, conjuntivitis, dolor muscular y en articulaciones, dolor de cabeza y vómito.

Los pacientes con ZIKA deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor. No hay vacunas.

En algunas zonas de Latinoamerica, en especial en Brasil, se ha asociado el virus a la microcefalia en mujeres en estado de embarazo. Se ha relacionado la enfermedad con un aumento considerable en la aparición de casos de microcefalia en recién nacidos. La microcefalia es un trastorno neurológico en el que la circunferencia de la cabeza es más pequeña que el promedio de la población. En ocasiones es de origen congénito y aparece en el feto, o puede producirse en los primeros años en el desarrollo del niño. La esperanza de vida se reduce bastante y el pronóstico no es positivo para la función normal del cerebro. Solo el 15% de pacientes desarrollan una inteligencia normal.

Desde noviembre de 2015, el Ministerio de salud en Brasil ha emitido informes de alerta respecto a una posible conexión entre la enfermedad y un notable incremento de casos de nacimiento con microcefalia en el noreste de Brasil. Este país presentó 4120 casos de microcefalia en recién nacidos para el 2015, un incremento notable ya que el pronóstico era solo 160 casos por año.

Microcefalia
Cabe aclarar que la OMS afirma que aún no hay pruebas científicas que vinculen el virus a la microcefalia. Sin embargo el Virus se presenta como una amenaza para la salud pública de varios países a lo largo del trópico. Las alertas se encuentran activas y los gobiernos están atentos para tomar medidas que permitan controlar la expansión de la enfermedad.

Fuente:

Rev. Biomed 2016; 27:1-2
OMS. Organización Mundial de la Salud
Asociación Colombiana de Infectología