Por qué las gatas maúllan tan extraño?



En algunas ocasiones hemos escuchado el maullido extraño de alguna gata en horas de la noche. Y siempre nos hemos preguntado ¿Qué ocurre? ¿Estará llamando al macho? ¿Estará peleando con él? o ¿estará apareándose con él’

Los cambios hormonales en las gatas se ven evidenciados durante la época de apareamiento, es posible que la gata tenga cambios de comportamiento, empiece a actuar de formas extrañas, y que emita sonidos que casi nunca escuchamos.

El ciclo reproductivo en las gatas está dividido en cuatro etapas: Proestro, estro o celo, iestro y anestro. Durante el proestro la gata cambia de comportamiento, se muestra afectuosa, disminuye la hostilidad hacia los gatos, orina frecuentemente, es más afectuosa con sus dueños y maulla de forma aguda y corta, demuestra inquietud. Durante el estro o celo, se muestra más afectuosa con las personas, se pasea por entre las piernas de las personas, sacude su pelvis, rueda por el piso y mantiene la coa hacia un lado para no obstruir la entrada vulvar, es durante esta etapa que pueden ocurrir varios apareamientos con diferentes machos. En el diestro la gata rechaza cualquier gato que quiera acercarse a ella, si ha tenido éxito el apareamiento, seguirá el periodo gestacional, de lo contrario la gata seguirá al periodo conocido como anestro, en donde hay inactividad sexual por completo.
Para todas las especies de gatos el apareamiento es algo doloroso, esto es debido al pene del macho. El inicio del apareamiento parece un acto de gran fuerza y agresión.



No son las mordidas que lastiman a la hembra, es el pene del macho. Este tiene más de 100 pequeños ganchos cada uno de 1mm de largo, hechos de queratina, una proteína fibrosa y resistente de la que están hechos las garras del gato. Cuando el macho se retira, rasga las paredes del interior de la vagina de la hembra, las puntas tienen la función de eliminar cualquier espermatozoide que haya quedado de algún apareamiento anterior con otro macho; también estimula la ovulación de la hembra. El dolor ocasionado durante el apareamiento estimula el cerebro de la gata para liberar la hormona que activa la maduración de los ovarios. Se aparea más de 4 veces para lograr alcanzar el nivel máximo hormonal y que los óvulos estén aptos para ser fecundados. Entre más apareamientos tenga mayor es la probabilidad de fecundación.



De esta manera podemos reconocer los maullidos de la gata, si al parecer son de extremo dolor, podemos suponer que está en actividad sexual con el macho, o simplemente está atravesando alguna de las etapas de su ciclo reproductivo.

FUENTE:
Celo de una gata: https://www.youtube.com/watch?v=C1vyWZ7_FNA
NatGEO: Reproducción en felinos