Fontus, la tecnología que recarga la botella de agua para el aventurero.

Si te consideras un aventurero, sabrás lo importante que es contar con agua potable durante un trayecto corto o largo de un viaje, una caminata o en una travesía en bicicleta a campo abierto. Alguna vez te habrás quedado sin agua. Lo último que podría ocurrir es que puedas recargar tu cantimplora de agua luego de un trayecto muy largo de kilómetros y kilómetros, o aguantar hasta llegar a casa para poder disfrutar de una refrescante bebida o un simple vaso de agua.

Este invento revoluciona por completo la idea en la obtención de agua, Fontus®, ha sido diseñado para capturar en un contenedor, el agua que se puede condensar del ambiente o del aire. Funciona con paneles solares o como un accesorio de la bicicleta, puede recargar hasta 0,8 litros de agua en una hora, siempre y cuando las condiciones del ambiente sean de gran humedad.

Esta botella que se rellena sola, permite despreocuparse por completo de recargar agua.

Este invento cuenta con una serie de condensadores, que permiten atrapar y condensar el agua del ambiente. Si se usa la bicicleta, la corriente de aire permite realizar esta actividad con mejor desempeño, y capturar de forma eficiente a través de los condensadores el agua que se encuentra en el ambiente. Si no se cuenta con una bicicleta, otra forma en la que podemos encontrar el invento, es a través de un pequeño ventilador de aire que funciona con energía solar que logra hacer circular el mismo a por los pequeños condensadores diseñados para capturar la humedad.

El proyecto está cerca de ser patentado por el grupo de investigadores, en su mayoría ingenieros industriales, electrónicos, quienes afirman “haber creado una tecnología pequeña, compacta y eficiente, que es completamente independiente y fácil de usar”. El proyecto fue diseñado durante más de dos años por un grupo de estudiantes creativos de la universidad de Viena, Austria.

“Es un sistema autónomo que usa un refrigerador para condensar la humedad del aire”, afirma Bojan Masirevic, ingeniero que participa en el proyecto.
El proyecto ha sido  premiado en varias ocasiones en premios de diseño e ingeniería. Podría cambiar la percepción en la que obtenemos el agua del ambiente.


Ahora se encuentra en su fase de patente, y busca recaudar fondos a través de una web de crowdfunding.  Hasta el mes de Abril de 2016, el proyecto ha recaudado $243.461 USD con cerca de 1032 donantes.

Los donantes pueden recibir para abril del 2017 un obsequio, dependiendo de su contribución.
Adquirir el Fontus airo (que funciona con paneles solares) puede costar 250 USD + costos de envío.
Adquirir el Fontus Ryde (versión pequeña, para bicicleta) puede costar 165 USD + costos de envío.
Adquirir el Fontus Ryde (versión normal, para bicicleta) puede costar 225 USD + costos de envío.
O si están interesados en todo el paquete, fontus airo y ride, podrían donar 450 USD + costos de envío.

Definitivamente una contribución y una tecnología interesante.