Los antiguos romanos escribieron con tinta metálica a base de plomo

En la historia de la escritura, la tinta ha sido de gran importancia. La tinta es un líquido que puede contener varios pigmentos o colorantes, utilizados para transmitir una idea, un mensaje, crear imágenes o textos. Desde la antigüedad las culturas han intentado transmitir sus ideas sobre rocas, pieles de animales y sobre fibras de vegetales. Es interesante descubrir nuevas formas sobre el uso de las tintas en las primeras civilizaciones.

Mediante el análisis de rollos carbonizados que fueron quemados y enterrados por la erupción del Vesubio en el año 79 antes de Cristo, los investigadores han determinado que los romanos escribieron con tinta metálica.  Una innovación que se cree originó varios siglos más tarde en la edad media, de acuerdo con un trabajo publicado en “Proceedings of the national academy of sciences”. La erupción del Vesubio suponemos enterró todos los alrededores de la ciudad de Herculaneum, sobre una capa profunda de ceniza supercaliente, allí se encontraron luego en la actualidad algunos rollos de papiro carbonizado, probablemente, suponen los historiadores propiedad de un romano adinerado o rico. Cuando los rollos fueron descubiertos en el siglo XVIII, eran tan frágiles que cualquier intento de desenrollarlos para poderlos leer podrían haberlos convertirlo en ceniza.


Izquierda, trozo de papiro carbonizado. Derecha, evidencia y presencia de tinta fluorescente a base de plomo.

Sin embargo, el interés sobre estos escritos antiguos, llevó a un grupo de científicos a utilizar un acelerador de partículas, en Grenoble, Francia, una herramienta desarrollada por la física experimental de alta energía, para obtener rayos x de los rollos carbonizados, y revelar el contenido que se encontraba en el interior. Los resultados mostraron letras, su forma,  como se observa en la imagen. Lo más sorprendente de la investigación fue encontrar que las letras habían sido escritas con tinta a base de plomo, que es fluorescente como se muestra en el lado derecho de la imagen. Los arqueólogos creían que los romanos utilizaban tinta a base de carbón vegetal, un gran hallazgo para los arqueólogos y para futuras investigaciones. Si otros rollos de esta ciudad fueron escritos con titas a base de plomo, probablemente los científicos podrán descubrir y digitalizar otros documentos y trozos de papiros que se han hallado de forma carbonizada o aplicar esta técnica a los nuevos documentos hallados por otros arqueólogos.